Demos las gracias

Dejen sus comentarios al realizar sus visitas, y pidan lo que necesiten para hacer crecer nuestra pagina.

Saludos
Agro-Ayuda

jueves, 8 de mayo de 2008

Curso de riego 4

Reino de los seres vivos

Los seres vivos se dividen en 5 reinos:
Mónera, compuesto por bacterias y cianobacterias;
Protista, compuesto por algas y protozoos;
Fungi u Hongo;
Animalia o Animal y
Plantae. Este último corresponde a las plantas: al Reino Vegetal, seres de muy variadas formas y tamaños, muy singulares en su funcionamiento y reproducción. En su gran mayoría son capaces de fabricar su propio alimento, a través de un proceso único e irrepetible llamado fotosíntesis

Las Gimnospermas son plantas que poseen semillas desnudas, sin la protección de un fruto que las cubra, agrupándose muchas veces en conos (como el caso de las coníferas).

Entre ellas se encuentran los conocidos pinos. En nuestro país contamos con especies muy importantes de gimnospermas, como por ejemplo el Alerce, el Ciprés de las Güaitecas y el Mañío.

Las Angiospermas, por su parte, contemplan un interesante ciclo reproductivo sexual donde existe la formación de flores, frutos y semillas que se encuentran protegidas, y pueden ser diseminadas por una infinidad de animales y aves que se alimentan de ellas.

Las angiospermas

Son plantas con flores que tienen sus semillas encerradas y protegidas dentro del ovario de la flor, que es la estructura reproductiva de estas plantas. Las flores son de formas y colores tan variados que son usadas como adornos y sus frutos son parte de la alimentación de los seres vivos.

Las Angiospermas se pueden volver a clasificar: esta vez en Monocotiledóneas y Dicotiledóneas.

Los cotiledones aparentan ser las primeras hojitas en un tallo de una semilla que ha germinado, pero realmente no lo son.
Son otra estructura que forma parte del embrión de la planta y es de donde ella sacará nutriente para su primera etapa de crecimiento fuera de la tierra.

En el caso de las Monocotiledóneas, como su nombre lo indica, presentarán sólo un cotiledón y nos dirá que su estructura floral siempre será múltiplo de tres (sépalos, pétalos, estambres y carpelos se dan de tres en tres), mientras que sus hojas, normalmente alargadas, siempre presentarán nervaduras o venas paralelas.
Es el caso de algunas gramíneas como el trigo y otras plantas mayores como las palmeras.

En cambio Las Dicotiledóneas, como su nombre lo indica, presentan dos cotiledones.
Sus hojas, por otra parte, son de nervadura reticulada, esto quiere decir que poseen múltiples divisiones.
Su estructura floral siempre será múltiplo de cuatro o cinco (sépalos, pétalos, estambres y carpelos se dan de cuatro o cinco),

Los tejidos vasculares, por su parte, son tejidos conductores y se subdividen según su función: se llama xilema al encargado de distribuir el agua a través de la planta, mientras que el tejido encargado de conducir a través de la planta el alimento elaborado luego de la fotosíntesis se llama floema.

Sobre la estructura externa o morfología se puede señalar que la mayoría de las plantas poseen cuatro estructuras básicas; la raíz, el tallo, hojas y flores.

La raíz es la encargada de absorber el agua y los nutrientes en la planta, además de fijarla al suelo. Existen distintos tipos de raíces, pero las más comunes son las fibrosas y las primarias.

El tallo, por su parte, le entrega la estructura a la planta.
Desde él salen las hojas de una parte llamada nudo.
Las hojas permiten a las plantas captar la luz solar para realizar el proceso de fotosíntesis, que más adelante veremos.
Además, a través de ellas la planta libera agua y también oxígeno a la atmósfera, mediante un proceso llamado Evapotranspiración.

Por último, las flores representan la estructura reproductiva de muchas plantas.
Están formadas por sépalos, que son estructuras protectoras que forman el cáliz, sobre éstos se encuentran los pétalos formando la corola y dentro de ésta se localizan los estambres, órganos reproductores masculinos y en cuya punta, llamada antera, se forma el polen.
En el centro de la flor está el pistilo, órgano reproductor femenino, y en el cual, ayudado por algún insecto, entrará el polen para producir el proceso de polinización.

En las gimnospermas y dicotiledóneas la raíz primaria produce, por alargamiento y ramificación, el sistema radical alorrizo, caracterizado porque hay una raíz principal y raíces laterales no equivalentes morfológicamente

En las monocotiledóneas igual que en las pteridófitas, la raíz embrional por lo general muere pronto.
El sistema radical de la planta adulta se forma por encima del lugar de origen de la raíz primaria, en las gramíneas o Poaceae sobre el tallo o sobre el hipocótilo.
El sistema radical es homorrizo, está formado por un conjunto de raíces adventicias

Fonología

En la actualidad se dispone de suficiente información sobre los factores climáticos, edáficos y biológicos involucrados en la duración del ciclo biológico y producción de los cultivos, sin embargo, es bastante frecuente encontrar que para referirse a un momento determinado de su ciclo biológico, esto se haga en términos de una escala de tiempo (Días Después de la Siembra, DDS) relacionándola con las observaciones y prácticas que se llevan a cabo en ellos sin tomar en cuenta el efecto de tales factores sobre la morfología de las plantas.

El ciclo biológico cambia con el genotipo y con los factores del clima, esto quiere decir, que las plantas del mismo genotipo sembradas bajo diferentes condiciones climáticas pueden presentar diferentes estados de desarrollo después de transcurrido el mismo tiempo cronológico

El estudio de los eventos periódicos naturales involucrados en la vida de las plantas se denomina fenología

Fase: La aparición, transformación o desaparición rápida de los órganos vegetales se llama fase. La emergencia de plantas pequeñas, la brotación de la vid, la floración del manzano son verdaderas fases fenológicas

Etapa: Una etapa fenológica esta delimitada por dos fases sucesivas.
Dentro de ciertas etapas se presentan períodos críticos, que son el intervalo breve durante el cual la planta presenta la máxima sensibilidad a determinado elemento, de manera que las oscilaciones en los valores de este fenómeno meteorológico se reflejan en el rendimiento del cultivo; estos periodos críticos se presentan generalmente poco antes o después de las fases, durante dos o tres semanas.