Demos las gracias

Dejen sus comentarios al realizar sus visitas, y pidan lo que necesiten para hacer crecer nuestra pagina.

Saludos
Agro-Ayuda

martes, 15 de abril de 2008

Hormonas de enraizamiento

Historia
La auxina IAA (ácido 3-indole-acético) fue descubierta en 1934. Se trata de una hormona natural presente en mayor o menor grado en las plantas y producida en los meristemos de los brotes, desde donde viaja a otras partes de la planta. Se vió que favorecía la formación de raíces.


Al año siguiente se sintetizaron dos nuevas auxinas que tenían mayor actividad que la hormona natural, el IAA. Estos nuevos compuestos fueron:

- IBA (ácido 3-indole-butírico)

- NAA (ácido 1-naftaleno-acético)

Todos los productos comerciales modernos para enraizamiento están basados en estas dos hormonas o son sus derivados para buscar mejor efectividad en algunas aplicaciones.

Por ejemplo:

Las sales potásicas o sódicas del IAA y del NAA son solubles en agua y tienen una menor probabilidad de dañar algunos tipos de esquejes que las disoluciones en alcohol.

El P-IAA (Fenol ácido 3-indole-acético) tiene mayor actividad que el IAA en algunas aplicaciones y una manipulación más segura en algunos usos.

El P-IBA (Fenol ácido 6-indole-butírico) tiene propiedades parecidas al anterior.

El IBA tiene una efectividad algo superior al NAA en algunas aplicaciones y la presencia de ambas hormonas en el mismo producto suele potenciar los resultados. Estas mezclas suelen utilizarse para esquejes leñosos mientras que el IAA parace fuincionar mejor con los esquejes tiernos.

Se comercializan enraizadores basados en extracto de madera de sauce llorón (Salix). Incluso hay quien hace preparados domésticos con ramas troceadas (2 cm) sumergidas en agua tibia (que no hierva) durante 12 horas. Este producto contiene un precursor de la auxina. Sin embargo, diversos experimentos han puesto en duda su eficacia.

Se puede utilizar, con cierto éxito, un extracto de algas comercializado con el nombre de Maxicrop. Se dice que no es tan potente como las hormonas sintéticas por lo que hay que aplicarlo durante varias horas.

De hecho, muchas plantas enraizarán sin aplicación de hormona de enraizamiento. Posiblemente éste sea el motivo de que existan productos de eficacia dudosa.

Por la misma razón, muchos aficionados dudan de los productos que han demostrado su eficacia. Aunque posiblemente estén obteniendo resultados satisfactorios sin hormona, ello no quiere decir que estos compuestos no sean válidos y que no pudieran garantizarle un porcentaje de éxitos mayor: enraizamiento más rápido y más seguro.

Presentaciones comerciales

Las principales presentaciones comerciales de estas hormonas son:

Polvo
Líquido (con un disolvente)
Tabletas (se disuelven en agua)


Cada presentación va destinada a unas aplicaciones determinadas. Así, el polvo puede tener un uso más general y menos cuidadoso mientras que el líquido ha de emplearse siguiendo instrucciones precisas, especialmente respecto al tiempo de impregnación; es decir, tiene un uso más profesional. Además, el líquido se conserva menos tiempo. Las tabletas, que se disuelven en agua, se conservan durante períodos más largos pero, una vez disueltas, tienen una vida corta.

Un fabricante puede producir la misma presentación (polvo, líquido, tabletas) en diferentes porcentajes de formulación, dirigiendo cada producto a condiciones de uso o a aplicaciones diferentes.

Si un esqueje necesita un porcentaje de formulación alto (mayor contenido de hormona), esta necesidad no se puede suplir poniendo más cantidad de producto de bajo contenido, porque estos productos se degradan con el tiempo en el substrato.

De otra parte, un exceso de hormona frena el desarrollo de nuevas raíces.

Del mismo modo, dentro del catálogo de un fabricante pueden encontrarse productos basados en IBA, en NAA o en ambos.

Algunos fabricantes añaden un fungicida como thiram, benlate o captan. Otros piensan que es mejor dejar que el usuario emplee el fungicida específico para su problemática. Además, algunos fungicidas pueden impedir la formación temprana de micorrizas, la simbiosis beneficiosa entre algunos hongos del suelo y la raíz.

Algunos fabricantes comienzan a experimentar con agentes penetrantes, para que la hormona se integre antes en el tallo.

Aplicación

Los fabricantes suelen proporcionar información sobre cual de sus productos hay que usar para cada planta y para cada tipo de esqueje (leñoso, verde, etc.) puesto que cada caso puede necesitar un porcentaje diferente de hormona y un método diferente de aplicación.

Unos cuantos ejemplos de aplicación:

Esquejes leñosos: En general funcionan mejor con líquidos que con polvo puesto que éste puede degradarse rápidamente en el substrato, no dando tiempo a actuar ya que los esquejes leñosos tardan más en enraizar que los verdes.

Esquejes difíciles: Pueden sumergirse en una disolución diluída unas cuantas horas antes de plantar.

Esquejes verdes: Humedecer ligeramente, sumergir en el polvo, sacudir el exceso y plantar en un orificio previamente hecho con un palito (para que el polvo no se arrastre hacia la parte superior formando un anillo).

Plantas suministradas con raíz desnuda: Rociar las raíces con la disolución conteniendo la hormona y luego plantar.

Transplantes, cambios de maceta, siempre que se rompan raíces: igualmente rociar con hormona.

Esquejes que tienen hojas y que enraízan lentamente: La hormona que se puso ya se habrá degradado al cabo de pocos días, por lo que entonces se puede rociar las hojas con más hormona. La savia la llevará a la base del esqueje.

En algunos casos se pueden obtener mejores resultados si los esquejes se sumergen previamente en una disolución de alcohol, acetona o metanol.

Los esquejes


Para garantizar el éxito es muy importante preparar bien los esquejes y plantarlos en un substrato pobre (% en volumen: 50% perlita y 50% turba fibrosa), teniendo el substrato húmedo - no mojado - y evitando la evaporación excesiva por las hojas. El uso de propagadores con calefacción por abajo puede estar indicado en algunos casos.

Conclusión


En general, el jardinero aficionado preferirá el polvo porque está inmediatamente disponible para uno o dos esquejes y lo puede guardar después.
Seguramente le interesará hacerse con dos tipos en polvo, uno con bajo porcentaje para esquejes verdes y otro con un porcentaje mayor para esquejes leñosos y difíciles.
Tampoco debe olvidar que lo más importante es la preparación del esqueje y sus cuidados. Las hormonas de enraizamento son efectivas pero no suplen los errores ni hacen milagros.

4 comentarios:

JUAN CARLOS dijo...

Gracias por este interesante articulo, es muy conciso y claro.
JC Col

Anónimo dijo...

Falta la Bibliografia en la que basan su articulo. Esto es elemental!

Antonio dijo...

Donde se pueden conseguir esas hormonas, empresa, marca, ... algun dato?

Dionisio Blanco dijo...

soy un jardinero y me parece de los articulos mas bien explicado,y entendibles que he leido en mucho tiempo enhorabuena